jueves, 13 de julio de 2017

Reseña de Spider-Man: De Regreso a Casa (Spider-Man: Homecoming)

Spider-Man De Regreso a Casa Poster Español
Director: Jon Watts
Actores: Tom Holland, Michael Keaton, Robert Downey Jr., Jacob Batalon
Duración: 133 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2017

Mi sentido arácnido no me alteró de ningún peligro cuando vi insertado al Hombre Araña con sus compañeros del Universo Cinematográfico de Marvel en Civil War. Una pequeña participación que se sintió como una de las partes más frescas de esa obra dada por un personaje que parecía haberse retratado de la mejor manera. El regreso a su casa productora se supone que sería, y muchos dicen que es, buena. Yo difiero. Mucho. Desde aquí lo proclamo: es el peor Peter Parker, tiene a la peor tía May y francamente me pareció de las peores películas de superhéroes. Una advertencia: me referiré a fondo al desarrollo de la historia para justificar mis puntos.

Me gustaría iniciar discutiendo detalles que me parecieron graves en el protagonista. Con Spidey. ¿Es realmente un héroe? (nótese que no me debería hacer esta pregunta en una película de superhéroes) ¿Es alguien único? No acabé convencido. Y aquí tal vez algunos piensen que me refiera a pequeñeces pero pido que me sigan y luego decidan. Mi duda nace principalmente de cuatro factores: de su traje, de Iron-Man, de sus telarañas y de lo que logra.

En una película de más de dos horas el único acto realmente heroico que vi logrado verdaderamente por él fue cuando salva a sus amigos de morir en lo alto del Monumento a Washington. ¿Eso está bien, no? Sí, pero quien le da las instrucciones de cómo hacerlo es su traje. ¿Cómo es eso? Lo que pasa es que su atuendo es un artilugio tecnológico diseñado por Tony Stark. Incluye inteligencia artificial, por supuesto. El problema que yo veo es que esta voz (una Siri que aquí se llama Karen) le dice que hacer ("métete por la ventana y crea momentum para romperla"), le dice dónde están los malos, le da la posibilidad de oír conversaciones a lo lejos e incluso le da la señal de cuando besar a las chicas. También puede decirse que sustituye al sentido arácnido del personaje, que en este retrato, no existe. Hacía el final Spidey pierde el traje (luego lo vuelve a ganar...) y actúa con lo que él tiene... y no lo hace muy bien (lo explico más abajito donde abordo la pelea final).

Iron Man no sólo ayuda con eso. También acude a salvar realmente la situación cuando el chico mete la pata. En el trailer hay una escena donde el arácnido parece rescatar a las personas de un transbordador. Nop. El mérito debe recaer sobre el hombre de hojalata. Sobre las telarañas: no son orgánicas, es decir, no salen del cuerpo de Peter. Los fanáticos dirán: "pues eso es mejor, así es más apegado al cómic". Yo probablemente concordaría pero regreso a Stark. En un mundo dónde él parece ser el último inventor ¿por qué no hace su telaraña propia? De hecho, si un niño de preparatoria de quince años pudo hacerlo tal vez muchos más también podrían. Si Tony da el traje e hipotéticamente puede hacer telaraña. Pues ¿por qué no hace un traje metálico de Hombre Araña y nos quitamos todos de problemas? Peter me pareció sustituible :(

Tal vez lo peor sucede con el villano (¡advertencia!: a continuación cuento el final). El canalla pierde porque le explota el traje y no me parece atribuible que fuera el protagonista quien causara eso (El Buitre lo daña en su afán por pegarle a la arañita). Iba ganando el malo. No se me ocurre un pecado mayor que en la batalla final el llamado héroe no lo sea (esto me parece mucho peor que el "Momento Martha"). Así que tenemos a un niño a quien constantemente le ayudan, que le dicen qué hacer y cuándo  y cuyas habilidades no parecen tan extraordinarias.

No he acabado con el personaje principal. He oído mucho que Tom Holland es el mejor encarnando al papel. No entiendo ni comparto esa afirmación. Su inquietud y ligereza adolescente están ahí y a veces son refrescantes y sí, físicamente por lo menos se ve más joven que los anteriores (aunque en ningún momento creí que tuviera quince años) pero ni el director ni el guión le dan momentos para lucirse. Hay pocas escenas tranquilas que desarrollen a su persona o a sus relaciones con los demás y esos momentos son además, cortos. Parece que no puede pasar mucho tiempo sin que su yo computarizado salga en escena y ahí, ¿realmente un actor puede demostrar sus dotes actorales? ¿Con un ser digital que se la pasa corriendo o gritando?... Po-bre, sin material con que brillar y con un personaje del que ya escribí tiene graves detalles. Dejo las siguientes escenas para comparar quién actúa a un mejor Peter Parker. La primera corresponde a The Amazing Spider-Man 2, con Andrew Garfield (no encontré muchas en español, lo siento. Activen los subtítulos), y la segunda al final de Spider-Man, con Tobey Maguire (y dejé de lado sus grandes momentos en Spider-Man 2). Creo que esta además resalta otra cosa y noten por favor que sencillamente son dos personas hablando: No hay algo tan chingón como eso en toda la película de Holland... de hecho no creo recordar nada para guardar.




Ya que estamos en esto de poner escenas, aprovecho para poner esta de la señora May en Spider-Man 2. La mejor encarnación de las tres. ¡De los mejores minutos en cualquier película del género! Y lo logra manipulando cajas.  Nada que ver con la casi inexistente tía (ya criticada desde Civil War por su juventud) de esta encarnación. Cuando la nueva aparece es para pedirle a Peter que se ponga ropa (lo ve en calzoncillos) o para exclamar ¡Whaaaat daaaaaa fff! No culpen a la actriz.


Otros personajes subdesarrollados son... casi todos ¯\_(ツ)_/¯ (De incluir algún tema profundo bien desarrollado mejor ni hablamos). No hay forma de que alguien se parezca a un humano de carne y hueso y no a una caricatura si el director y el guión no los deja. Una lástima porque había mucho mayor potencial en la preparatoria y en los compañeros de Peter (los realizadores dijeron que querían incluir la vibra del laureado director John Hughes: no se lo compren, se quedan lejos). Eso se deja de lado porque debe haber acción a cada rato y debe de haber un chiste. Es como un adolescente hiperactivo. Aceptaré que varias bromas son efectivas y hacen pasar instantes agradables (me gustó la participación de su amigo Ned), pero todo el tiempo: Resultan falsas, forzadas y de nuevo dan la impresión de que la empresa productora busca encantar a una audiencia infantil y dejar de lado a los adultos. Las secuencias de acción están bien a secas. La mejor es la que ocurre en el ya citado monumento.

Lo mejor me pareció que fue Michael Keaton como el enemigo: El Buitre. Tampoco le dan tiempo y material suficiente pero por lo menos hacia el final, con una sobria y buena actuación nos advierte que hay que pasársela bien, pero no tanto, en el baile de la escuela y que los poderosos de arriba tienen poco interés en los de abajo.

Parece que la gran responsabilidad que tiene este Spidey es una sola: estar Happy junto a los Avengers. Para algunos eso será suficiente. Yo extraño sus complejidades y peor aún, he visto que puede hacer mucho más que eso.

3.5/10


Un sobrino que también vio la película me pasó una imagen y dejó un comentario vía WhatsApp. Creo que da paso a la reflexión.

"Y el de hoy ni un pinche rasguño en su supertraje"

Spider-Man Pelea Duende Verde


viernes, 10 de febrero de 2017

Reseña de Luz de Luna (Moonlight)

Moonlight Poster
Director: Barry Jenkins
Actores: Mahershala Ali, Janelle Monáe, Naomi Harris, Trevante Rhodes, 
Ashton Sanders, Alex R. Hibbert
Duración: 111 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2016

Al escribir esto a la luz de la luna, estos chicos negros no brillan como lo pensé. Tampoco es que pasen de noche, solamente que me parece que se les juzgó de mejor modo por corrección política. Nominada a ocho premios de la Academia y en numerosas listas de críticos gringos como de lo mejor del año, creo que se exageró un poco.

Es la historia de un hombre negro homosexual dividida en tres partes. Cuando es niño, adolescente y adulto. El pequeño Chirón es tímido y callado. Vive en Miami (la notable cinematografía transmite ese calor. Nada más le hace falta hacer sudar a la pantalla). Sus compañeritos lo molestan. Al salir de la escuela lo persiguen para golpearlo y él se debe esconder en un departamento abandonado que se usa para fumar droga. Lo encuentra Juan (Mahershala Ali), él se convierte en una figura paterna controversial. La madre es soltera (Naomi Harris) y le gusta fumar narcóticos. A temprana edad el chico se pregunta "¿qué es un maricón? De adolescente nada ha mejorado, su mamá ha empeorado su camino, alguien que parecía haberle ayudado con su orientación sexual lo traiciona y otro lo trata tan mal que busca venganza. Ya mayor el pequeño se ha transformado en un grandote y musculoso cliché visual de hip hop aunque por dentro siga queriendo un cariño verdadero.

Los tres actores que se usan para interpretarlo lo hacen muy bien. El chico proyecta incertidumbre y desconfianza, el joven debe pelear incluso con su madre y el señor se desenmascara hacia el final del filme. Ellos, notables. Lo que se me hace raro es que los nominados son Juan y la mamá (a Mejor Actor y Actriz de Reparto). Mahershala sí da un giro nuevo al papel que interpreta y además tiene escenas donde aporta mucho, pero su tiempo en pantalla es reducido. Naomie Harris tiene un papel y sobre todo, una interpretación, ya vista en muchos otros lados. Una película de personajes. Y es una que parece que busca hacia ellos nuestra compasión (¿lástima?) en exceso. El sol no ilumina nunca su camino. Ahí están las drogas, la pobreza, la soledad, la falta de empatía, el abuso escolar, la confusión sexual o la falta de interacción humana profunda. Ni siquiera un cuerpo trabajado y mucho dinero parecen suficientes para tener siquiera una oportunidad erótica. ¿Neta? Este hombre es una víctima. 

Moonlight Playa

Quienes también creo que sufren son la historia y el ritmo. La primera, porque más bien son un montón de momentos pegados y la segunda, por lo mismo. A veces hay algo realmente demostrativo, poderoso y conmovedor; más veces no los hay. Cuando aparecen, eso sí, todo se conjunta de forma sobresaliente (incluidas algunas canciones bien escogidas o una banda sonora que parece tomar algo del hip hop hecha con lo que creo es un ensamble de instrumentos afortunadamente pequeño). Las escenas de Juan cuando lleva a nadar al pequeño o cuando trata de explicarle porqué lo molestan, también cuando la madre lo confronta al final de la primera etapa; la parte en la que Chirón usa una silla para descargar su furia o donde está con su amigo en una playa; sobre todo, para mí, la secuencia final en el restaurante. Un hombre casi intimidante luce vulnerable al ir en busca de un recuerdo que quiere que se repita. That universal shit bro! Están las pausas, los silencios, los motivos ocultos. Aquello que no se dice aunque ya se sabe. La esperanza. 

Antes de acabar debo lanzar la pregunta: ¿Y si el protagonista fuese blanco en vez de negro? ¿O si fuese un latino? ¿Si hubiesen sido puros latinos sufriendo lo mismo hablando en español? ¿Las loas habrían sido las mismas? Nunca lo sabremos. Pregunto porque hay momentos donde no veo nada increíble, donde no entiendo su fama. Más hay instantes donde me convence. Porque me vuelve vulnerable al hacerme pensar en cómo actuaría con un recuerdo que tengo que quiero que se repita.

7.0/10