sábado, 14 de octubre de 2017

Reseña de Eso (It)

Eso (It) Poster Latino
Director: Andy Muschietti
Actores: Bill Skarsgård, Jaeden Lieberher, Sophia Lillis, Finn Wolfhard
Duración: 135 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2017

Parafraseando a Stephen K: "El terror, que no terminaría por otros veintiocho años -o hasta la secuela- comenzó, hasta donde pude ver, con un barco hecho de papel periódico flotando hacia abajo de una alcantarilla hinchada de lluvia". Un inicio muy prometedor para la segunda encarnación de una de las obras más conocidas del súper exitoso autor estadounidense; no obstante, la magia de ese comienzo después se pierde un poco en el embrujado y nada placentero pueblo de Derry.

En ese lugar del estado de Maine, siete niños se unen para hacerle frente a una fuerza que se alimenta de sus miedos (y de su carne), que hace que adultos y jóvenes desaparezcan constantemente y que cuando ataca, toma la forma de Eso que más te asusta... aunque le gusta sobre todo estar vestido de payaso, baila, se llama Pennywise y te puede dar un globo rojo de regalo. ¡Lleven a su amigo coulrofóbico a verla! (¿el demonio no tendrá también un traje de mimo en su arsenal de trucos?). Bill Skarsgård actúa al malo con agradable alegría y la nueva caracterización de este es efectiva. Cuando además se ayuda del suspenso, logra los mejores sobresaltos. Quienes no siempre ayudan necesariamente son los efectos especiales y conforme avanza la película la potencia del maligno disminuye considerablemente. Al final, hasta los niños en el filme ya no se espantan.

Entre los chicos, la mejor es la chica (Sophia Lillis). Una muchachita que proyecta su desamparo e inseguridades dulcemente al tiempo que alborota las hormonas de los niños... y los mayores. Ella también tiene la mejor secuencia cuando un baño se tiñe de rojo. Los miembros del "Club de los Perdedores", como se hacen llamar, también incluyen a un gordito, un malhablado, un hipocondríaco, un judío, un negrito y un tartamudo (Jaeden Lieberher). Este último también sobresale al ser el líder que busca a su hermanito perdido y al mismo tiempo tratar de dejar su problema con el habla en el camino. Ninguna queja en las actuaciones de los otros.

Oh, no hay que olvidar que también están... más bien, no están, los adultos, ya que estos se esconden en sus casas y parecen nunca ayudar a los menores. Peor, todos son odiosos, no hay uno que muestre una cualidad agradable. Hay un padre violador, una madre sobreprotectora, un policía maltratador y un dependiente de farmacia lascivo, entre otros. Supongo que tal vez de jóvenes conocieron el terror y sus actitudes son traumas de su pasado... la palabra clave es: supongo. No se especifica y tal vez eso sólo se podría comprender leyendo la novela. Aún así, resultaría una débil personificación. Hay que agregar que los menores no sólo son molestados en sus casas. En la escuela también los atacan los compañeritos y ninguna de las calles de la localidad parece segura. ¿No es tal vez demasiado? ¿No habría que mejor llamar al camión de la mudanza de una vez por todas?

La duración del filme me pareció menor gracias a un buen ritmo de sustos y nuevos acontecimientos e incluso tal vez hasta más minutos hubieran estado bien dado que su fuente es un libro de muchas muchas páginas, mas esa posibilidad probablemente haya estado poco presente por los inconvenientes que acarrea (el presupuesto o una audiencia de adolescentes no acostumbrada a obras largas, por ejemplo). Los diálogos entre la pandilla son divertidos, bien escritos (tal vez demasiado para que alguien tan joven los diga), dichos con gusto y suelen ser los que aligeran las situaciones; aunque un rayo de alegría encarnado de alguna otra manera además de ese hubiese sido más que bienvenido.

Esta primera parte ya supera a la anterior versión en forma de miniserie de 1990 (que yo conocí gracias a que la pasaban constantemente en la televisión mexicana y a la que no encontraba nada especial y que me hacía dudar mucho del nuevo filme). Parece que los únicos que no estarán contentos de que se haga la segunda parte son los muchos payasos profesionales que se han quejado de que Pennywise les afecta en su trabajo. Tal vez también los vendedores de globos rojos se vean afectados esta temporada (o brincarán de gusto este próximo Halloween).

8.0/10



jueves, 13 de julio de 2017

Reseña de Spider-Man: De Regreso a Casa (Spider-Man: Homecoming)

Spider-Man De Regreso a Casa Poster Español
Director: Jon Watts
Actores: Tom Holland, Michael Keaton, Robert Downey Jr., Jacob Batalon
Duración: 133 minutos
País: Estados Unidos
Año: 2017

Mi sentido arácnido no me alteró de ningún peligro cuando vi insertado al Hombre Araña con sus compañeros del Universo Cinematográfico de Marvel en Civil War. Una pequeña participación que se sintió como una de las partes más frescas de esa obra dada por un personaje que parecía haberse retratado de la mejor manera. El regreso a su casa productora se supone que sería, y muchos dicen que es, buena. Yo difiero. Mucho. Desde aquí lo proclamo: es el peor Peter Parker, tiene a la peor tía May y francamente me pareció de las peores películas de superhéroes. Una advertencia: me referiré a fondo al desarrollo de la historia para justificar mis puntos.

Me gustaría iniciar discutiendo detalles que me parecieron graves en el protagonista. Con Spidey. ¿Es realmente un héroe? (nótese que no me debería hacer esta pregunta en una película de superhéroes) ¿Es alguien único? No acabé convencido. Y aquí tal vez algunos piensen que me refiera a pequeñeces pero pido que me sigan y luego decidan. Mi duda nace principalmente de cuatro factores: de su traje, de Iron-Man, de sus telarañas y de lo que logra.

En una película de más de dos horas el único acto realmente heroico que vi logrado verdaderamente por él fue cuando salva a sus amigos de morir en lo alto del Monumento a Washington. ¿Eso está bien, no? Sí, pero quien le da las instrucciones de cómo hacerlo es su traje. ¿Cómo es eso? Lo que pasa es que su atuendo es un artilugio tecnológico diseñado por Tony Stark. Incluye inteligencia artificial, por supuesto. El problema que yo veo es que esta voz (una Siri que aquí se llama Karen) le dice que hacer ("métete por la ventana y crea momentum para romperla"), le dice dónde están los malos, le da la posibilidad de oír conversaciones a lo lejos e incluso le da la señal de cuando besar a las chicas. También puede decirse que sustituye al sentido arácnido del personaje, que en este retrato, no existe. Hacía el final Spidey pierde el traje (luego lo vuelve a ganar...) y actúa con lo que él tiene... y no lo hace muy bien (lo explico más abajito donde abordo la pelea final).

Iron Man no sólo ayuda con eso. También acude a salvar realmente la situación cuando el chico mete la pata. En el trailer hay una escena donde el arácnido parece rescatar a las personas de un transbordador. Nop. El mérito debe recaer sobre el hombre de hojalata. Sobre las telarañas: no son orgánicas, es decir, no salen del cuerpo de Peter. Los fanáticos dirán: "pues eso es mejor, así es más apegado al cómic". Yo probablemente concordaría pero regreso a Stark. En un mundo dónde él parece ser el último inventor ¿por qué no hace su telaraña propia? De hecho, si un niño de preparatoria de quince años pudo hacerlo tal vez muchos más también podrían. Si Tony da el traje e hipotéticamente puede hacer telaraña. Pues ¿por qué no hace un traje metálico de Hombre Araña y nos quitamos todos de problemas? Peter me pareció sustituible :(

Tal vez lo peor sucede con el villano (¡advertencia!: a continuación cuento el final). El canalla pierde porque le explota el traje y no me parece atribuible que fuera el protagonista quien causara eso (El Buitre lo daña en su afán por pegarle a la arañita). Iba ganando el malo. No se me ocurre un pecado mayor que en la batalla final el llamado héroe no lo sea (esto me parece mucho peor que el "Momento Martha"). Así que tenemos a un niño a quien constantemente le ayudan, que le dicen qué hacer y cuándo  y cuyas habilidades no parecen tan extraordinarias.

No he acabado con el personaje principal. He oído mucho que Tom Holland es el mejor encarnando al papel. No entiendo ni comparto esa afirmación. Su inquietud y ligereza adolescente están ahí y a veces son refrescantes y sí, físicamente por lo menos se ve más joven que los anteriores (aunque en ningún momento creí que tuviera quince años) pero ni el director ni el guión le dan momentos para lucirse. Hay pocas escenas tranquilas que desarrollen a su persona o a sus relaciones con los demás y esos momentos son además, cortos. Parece que no puede pasar mucho tiempo sin que su yo computarizado salga en escena y ahí, ¿realmente un actor puede demostrar sus dotes actorales? ¿Con un ser digital que se la pasa corriendo o gritando?... Po-bre, sin material con que brillar y con un personaje del que ya escribí tiene graves detalles. Dejo las siguientes escenas para comparar quién actúa a un mejor Peter Parker. La primera corresponde a The Amazing Spider-Man 2, con Andrew Garfield (no encontré muchas en español, lo siento. Activen los subtítulos), y la segunda al final de Spider-Man, con Tobey Maguire (y dejé de lado sus grandes momentos en Spider-Man 2). Creo que esta además resalta otra cosa y noten por favor que sencillamente son dos personas hablando: No hay algo tan chingón como eso en toda la película de Holland... de hecho no creo recordar nada para guardar.




Ya que estamos en esto de poner escenas, aprovecho para poner esta de la señora May en Spider-Man 2. La mejor encarnación de las tres. ¡De los mejores minutos en cualquier película del género! Y lo logra manipulando cajas.  Nada que ver con la casi inexistente tía (ya criticada desde Civil War por su juventud) de esta encarnación. Cuando la nueva aparece es para pedirle a Peter que se ponga ropa (lo ve en calzoncillos) o para exclamar ¡Whaaaat daaaaaa fff! No culpen a la actriz.


Otros personajes subdesarrollados son... casi todos ¯\_(ツ)_/¯ (De incluir algún tema profundo bien desarrollado mejor ni hablamos). No hay forma de que alguien se parezca a un humano de carne y hueso y no a una caricatura si el director y el guión no los deja. Una lástima porque había mucho mayor potencial en la preparatoria y en los compañeros de Peter (los realizadores dijeron que querían incluir la vibra del laureado director John Hughes: no se lo compren, se quedan lejos). Eso se deja de lado porque debe haber acción a cada rato y debe de haber un chiste. Es como un adolescente hiperactivo. Aceptaré que varias bromas son efectivas y hacen pasar instantes agradables (me gustó la participación de su amigo Ned), pero todo el tiempo: Resultan falsas, forzadas y de nuevo dan la impresión de que la empresa productora busca encantar a una audiencia infantil y dejar de lado a los adultos. Las secuencias de acción están bien a secas. La mejor es la que ocurre en el ya citado monumento.

Lo mejor me pareció que fue Michael Keaton como el enemigo: El Buitre. Tampoco le dan tiempo y material suficiente pero por lo menos hacia el final, con una sobria y buena actuación nos advierte que hay que pasársela bien, pero no tanto, en el baile de la escuela y que los poderosos de arriba tienen poco interés en los de abajo.

Parece que la gran responsabilidad que tiene este Spidey es una sola: estar Happy junto a los Avengers. Para algunos eso será suficiente. Yo extraño sus complejidades y peor aún, he visto que puede hacer mucho más que eso.

3.5/10


Un sobrino que también vio la película me pasó una imagen y dejó un comentario vía WhatsApp. Creo que da paso a la reflexión.

"Y el de hoy ni un pinche rasguño en su supertraje"

Spider-Man Pelea Duende Verde